El proyecto The Kuyu o cómo utilizar las redes sociales para cambiar el mundo

Victor Miclovich, cofundador y director del proyecto The Kuyu

¿Pueden las redes sociales potenciar el cambio social en un país? Las revueltas en el mundo árabe parecen apuntar que sí es así. Al menos, las redes han sido un factor fundamental para facilitar la comunicación y organización de los ciudadanos. Así lo creeVictor Miclovich, cofundador y director de proyecto The Kuyu, que pretende acercar estas herramientas a los estudiantes de secundaria de África.

Dentro del Media140 Barcelona explicó algunos de los proyectos en los que están inmersas unas 20 personas, la mayoría de las cuales trabajan en el desarrollo de la plataforma StorySpaces.

En el proyecto The Kuyu son conscientes de la importancia de estas herramientas que facilitan la comunicación: “En algunas partes de África, las redes sociales están cambiando el clima político. Los ciudadanos empiezan a hacerse preguntas como ‘¿por qué tenemos que vivir de esta forma?’ Lo que queremos es que los estudiantes de secundaria puedan conocer qué está ocurriendo  en el resto del mundo y cómo podrían vivir si no hubiera corrupción en sus países”.

Para ello, los miembros del proyecto The Kuyu han desarrollado seis campos de entrenamiento digital en institutos de Kenia con pequeños grupos de trabajo. “Trabajamos en institutos y universidades con acceso a ordenadores e Internet, pero también facilitamos el transporte para que otros estudiantes puedan acudir a lugares donde sí disponen de esta tecnología”. Miclovich destaca la extensión del uso del teléfono móvil para acceder a las redes sociales en África: “Muchos están empezando a manejar Twitter y Facebook desde el teléfono; además, hay lugares en los que pueden conectarse gratis a las redes sociales”.

Uso seguro de las redes sociales

¿Por qué en Egipto y Tünez han tenido lugar y han triunfado estas revueltas y en otros lugares no se levantan? “En estos países, el nivel de educación es muy alto. Las personas son conscientes de que viven en un país rico, de las diferencias sociales que existen, y empezaron a hacerse preguntas. Además, la penetración de las tecnologías de la información en estos lugares es mayor que en otros países de África”. Además, Victor Miclovich apunta los peligros del uso de las redes sociales en países como Sudán: “es importante que se enseñe a la población a usar estas herramientas de forma segura para no correr riesgos”.

Otro de los proyectos desarrollados por este apasionado de las redes sociales esSwiftRiver, de Ushahidi, una plataforma para la creación de mapas de forma colaborativa que se originó en unas elecciones en Kenia en las que se dispararon las acusaciones de fraude. Gacias a esta plataforma se pudieron visualizar los casos denunciados por los ciudadanos a través de SMS. El uso de estos mapas con información superpuesta permite visualizar incidentes en todo Keniaen otros lugares del mundo.

Pero quizá su proyecto estrella en estos momentos es StorySpaces, una plataforma social que facilita la construcción colectiva de historias por parte de los miembros de comunidades reducidas. Todavía se encuentra en desarrollo, pero, como explican en su blog, en el que se pueden seguir los avances del proyecto, podrá utilizarse tanto como herramienta para el periodismo ciudadano como en situaciones de crisis. El objetivo vuelve a ser claro: facilitar a todo el mundo el acceso a las redes sociales para contar lo que está ocurriendo en su país y, si es posible, cambiar una realidad no siempre justa

Fuente: El País

http://www.elpais.com/articulo/internet/proyecto/The/Kuyu/utilizar/redes/sociales/cambiar/mundo/elpeputec/20110509elpepunet_1/Tes

The following two tabs change content below.

Caridad Mtnez. Carrillo de Albornoz

Consultora Formadora en Marketing en internet y Emprendimiento online. Licenciada en Derecho en la especialidad de empresa, Técnico Superior en Marketing y Gestión Comercial y Especialista en Comunicación 2.0 y Redes Sociales.

One thought on “El proyecto The Kuyu o cómo utilizar las redes sociales para cambiar el mundo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *