Diseñando nuestras hojas de estilo con Sass

Detesto CSS. El 1, el 2 y el 3, especialmente el 3, porque debería de haber sido una versión que puliese y arreglase los problemas del 2 y en su lugar ha sido meramente un superconjunto de la versión anterior. A CSS le falta versatilidad, le falta poder tratar el formato como código y no (leer más)