Diez cosas que un community manager no debe hacer al vender en redes sociales

community-manager

El progreso de la tecnología está cambiando constantemente la forma en que nos comunicamos. El internet ha hecho posible conexiones que alcanzamos alrededor del mundo. Las redes sociales han evolucionado desde un fenómeno tecnológico a ser parte de la vida diaria, brindando un medio de acceso y comunicación a distancia.

Para los empresarios, esto ha abierto muchas posibilidades. Existen diversos medios de contactar nuevos prospectos, monitorear actividad en línea y crear conciencia de marca. El uso de las redes sociales puede mejorar las ventas dramáticamente.

El engagement en línea es una muy buena adición a conjuntos de herramientas de ventas porque extiende el alcance de los vendedores y los ayuda a desarrollar nuevas formas de comunicarse con sus prospectos. Sin embargo, la interacción en línea sigue siendo una actividad delicada que requiere mucha consideración, en especial cuando las redes sociales están de por medio.

Las redes sociales llegan con reglas propias. Usar el enfoque erróneo o malinterpretar tu marca puede tener serias consecuencias para tu reputación en línea, lo que puedes traer repercusiones en el mundo real. Aquí te presentamos una lista de diez cosas que un community manager, la persona encargada de la gestión de tus cuentas en redes sociales, no debes hacer:

  1. No olvides planificar

Lo primero y más importante es planificar. Las redes sociales improvisadas simplemente no funcionan. La actividad esporádica no hará nada para promover una reputación de evolución y eficiencia, elementos que nos cruciales para alimentar relaciones y realizar una venta. Necesitas establecer metas clara para cada interacción y calificar cuidadosamente tus prospectos antes de proceder con el contacto.

  1. No uses un megáfono

La oportunidad de llegar a una potencialmente ilimitada audiencia puede tentarte a promocionarte, pero es mejor resistir. Los usuarios a los que estás intentando llegar se conectan a las redes sociales para comunicarse con una comunidad en línea donde puede encontrar contenido y conexiones relacionadas a sus intereses. No se contactan únicamente para leer tus anuncios y enlaces hacia tus ofertas. Si tus publicaciones y mensajes son una repetición de lo mismo, los usuarios no querrán interactuar contigo. Tus comunicaciones necesitan ser personalizadas, relevantes e interesantes… deben brindar valor real a tu lector meta.

  1. No descuides tu presencia

Tu presencia en línea es tu huella dactilar digital, una versión en línea de la impresión que deseas crear. Al igual que contactar prospectos de la nada y ofrecerles contenido desinteresante dañará tu reputación, tu ausencia de interacción hará lo mismo. Publicar un enlace a la semana es una señal de que no estás comprometido o interesado en tu marca. Eso, incluso, puede  enviar el mensaje que el descuido es parte de tu cultura empresarial, lo que no una imagen positiva para el servicio al cliente. Con frecuencia, involucrarse en discusiones y compartir contenido interesante es un elemento vital para ser notado y demostrar compromiso.

  1. Deja de lado el pensamiento “un formato encaja en todo”

Aunque existen multitudes de redes sociales similares, asumir que cada comunidad es la misma es un error. Cada canal de social media  tiene su propio lenguaje y audiencia, por lo tanto, apuntar a todos los canales con el mismo mensaje no tendrá efecto y se verá como spam. Necesitas pasar tiempo buscando redes sociales que serán importantes para la audiencia que deseas y construir un mensaje específico para tus usuarios y tu plataforma. Si tu oferta puede ser aplicada a un rango de comunicaciones, entonces necesitas personalizar los mensajes individuales para cada comunidad.

  1. No te concentres solo en los números

Los números son cruciales en mundo de las ventas. Tal énfasis puede significar que los vendedores tomen un enfoque similar en las redes sociales. Ciertos elementos pueden ser, sin duda, monitoreados, pero concentrarse en estadísticas vanas, como número de seguidores, puede significar que la calidad de interacciones se pierda. La calidad debe ser la orden del día: 700 seguidores puede verse bien en al final del mes, pero las conexiones que cuentan son aquellas que convierte y captan.

  1. No te lances a la piscina

Existe una diferencia entre participar en una tendencia que está verdaderamente relacionada con tu empresa o producto y usar los titulares más populares de ahora para promocionarse. Lanzarse a la piscina online puede parecerte algo positivo, pero, en realidad, es probable que resalte tu falta de autoridad en el tema. Es muy importante que las publicaciones de tu blog y las discusiones en las que participas sean escogidas por su relevancia para tu empresa y audiencia. Después de todo, tu meta es ganar reputación como líder y no como un seguidor.

  1. No uses demasiados hashtags

Usar demasiados #hashtags es un pecado mortal en el mundo del social media. Una vez más, esta es una cuestión de calidad y no de cantidad. Usar muchos hashtags puede asegurar que tengas un lugar en varias tendencias, pero no te ayudará a captar prospectos de buena calidad. Es mejor que inviertas tu tiempo escogiendo las tendencias que te ayudarán a llegar a tu audiencia y demografía deseada

  1. No inyectes demasiado tu personalidad

Inyectar algo de personalidad a tus interacciones es esencial para captar el interés de tu audiencia, pero debes tener cuidado de no pasar la línea. Permitir opiniones personales puede ser muy inefectivo en cada área de tu empresa y ventilar opiniones personales puede ser desastroso. La regla general es: si una publicación puede ser inapropiada para uno de tus clientes más importantes o mentores, elimínala.

  1. No ignores o automatices

La mayoría de vendedores no pensarían en responder una llamada perdida o enviar un mensaje grabado como respuesta. Lo mismo se aplica a cada tuit, mensaje y mención que recibes. Asumir que tus interacciones no requieren la misma atención inmediata y detallada es un error. Una actitud desinteresada no solo implica que las interacciones no tienen valor para ti, sino que te podría costar una potencial relación. Las respuestas a interacciones en línea necesitan ser tempranas y útiles para construir una buena relación y reputación.

  1. No confundas

Por último, pero no menos importante, se encuentra la exactitud y la honestidad: cada estadística y hecho que compartas en línea debe ser auténtica y correcta. Publicar información incorrecta o engañosa puede dañar mucho tu autoridad personal y tu imagen corporativa. Revisar tus datos y usar estadísticas a las que puedas hacer referencia es vital para asegurar que estás asociado con información válida. Usar información verificable te ayudará a elevar tu posición y establecer confianza hacia tu marca.

No olvides tomar en cuenta estos diez consejos para tus redes sociales. Si tienes algún otro consejo, no dudes en compartirlo.

Artículo cortesía de Staff Creativa, especialistas en marketing digital y social media.

The following two tabs change content below.
staffcreatica
CEO de Staff Creativa, Agencia de Diseño Publicitario y Web.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *