Webinarium – vamos a quedar en la aula virtual!

El origen de la palabra “webinarium” viene de dos palabras: web y seminario. Si lo sabemos, ya es facil adivinar que es un tipo de seminario online que admite la comunicación entre el profesor y los participantes y el uso de herramientas variadas. Webinarium es muy útil en la enseñanza en forma de seminarios o talleres y tambien sirve a marketing.

En el mercado hay muchos programas distintas, unos son gratuitos, otros de pago, y aunque cada producto tiene sus cosas características la base es la misma. El programa se parece a una plataforma como un aula virtual. Los usuarios pueden aprovechar las optiones como audio, vídeo, adjuntar una presentación y seguirla, compartir la pantalla o bien compartir unas fichas. Unos programas permiten también hacer un test o quiz.

Lo bueno es que todo ocurre en tiempo real, es decir, en una hora concreta toda la gente tiene que entrar a la pagina virtual y así participar en el evento. Los participantes no se ven entre ellos, sólo observan las actividades llevadas a cabo por el profesor y escuchan su conferencia. Durante la reunión, todo el mundo puede hacer preguntas por escrito, y también compartir dudas y opiniones utilizando una charla compartida. Por lo tanto es una forma muy comoda porque no hay que salir de casa y además se puede estar sentando en su cama, aún en pijama.

La desventaja de la enseñanza online es la dificultad de captar la atención de los participantes. Los creadores de la idea de webinarium han pensado en esto y tenemos unas herramientas para que la conferencia sea más interesante y activa. Una de ésas es compartir la pantalla. Se puede, por ejemplo, pedir los participantes por escribir algo en una pizarra o marcar algo, etc. Existe también posibilidad de realizar una encuesta corta e igual después publicar los resultados.

De mi experiencia como profesora, puedo decir que es una herramienta muy útil, que permite ahorrar tiempo y trabajar con gente sin el límite de la distancia. Aunque especialmente la primera vez me sentí muy extraña hablando a la pantalla de mi portátil y no viendo la gente, cómo son, qué emociones presentan sus caras, cómo reaccionan a lo que digo, qué nivel de energía e implicación tienen… Sin duda, como cada cosa nueva, también exige un tiempo para acostumbrarse a un monólogo, parado solo por comentarios de chat o unas actividades. Lo que en principio cuesta también, es que se tiene que coordinar varias cosas en el mismo momento. Hay que seguir hablando con la presentación, echar un ojo al chat – donde la gente pone no solo los comentarios del tema, sino a veces preguntan por cosas técnicas (que algo no funciona) o se crea una conversación del grupo sobre solo una tesis de la presentación. Por lo tanto se tiene que controlar todo y reaccionar enseguida.

Aunque para los principantes un webinar puede ser un desafío, con el tiempo seguro que lo vais a valorar más. Os lo recomiendo mucho en vuestra práctica de enseñanza.

The following two tabs change content below.

Katarzyna Pastuszko

Alumna en prácticas de Inercia Digital. Graduada en Gestion de Empresas.

Latest posts by Katarzyna Pastuszko (see all)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *