El miedo en el emprendimiento

Emprender es un camino difícil. Cargado de peros. Todos los gastos encima. Una serie de personas que confían en tus dotes. Un equipo. Una meta. Un objetivo. Tus sueños

Tememos fallar, como si ahí se terminase todo. Si fallas, te vas. Tememos que si el fallo es gordo, nuestros familiares se nos echen encima y te adviertan “te lo dije”. Tememos que el banco, una vez hayamos fallado, nos diga que la casa ahora es suya. Tememos que la competencia nos destierre y eche abajo nuestros sueños. Temores que nos indican que todo puede fallar

Esos temores nos ciegan a la hora de ver todas las posibilidades que ofrece el emprendimiento. Es cierto que cualquier pequeño peldaño se magnifica cuando piensas en todo lo que tienes y todo lo que puedes perder, pero aun así no deja de ser un pequeño escalón. La escalera a tus sueños está delante tuya y la posibilidad de trabajar en lo que tu querías está ahí, solo que el temor te impide verlo. Sé valiente. Es fácil decirlo, pero es más fácil valorar lo que tienes por lo que puedes ganar. Tienes delante tuya un mundo de posibilidades. Los límites los pones tú

Puede que esta perorata motivadora la hayas leído en algún otro lado, lo cual no quita que es cierto. No obstante, uno de las bases en las que se basan la mayoría de los miedos de los futuros emprendedores tiene que ver con el miedo al error. Este miedo se basa en pensar que una vez se falla en algo que afecta a la visión del negocio de manera vital, éste muere. Al contrario, el negocio debe adaptarse a los fallos que cometemos. Igual que los humanos. Si un día descubres que si bajas una escalera muy rápido te puedes caer, la misma naturaleza, mediante el mecanismo evolutivo del miedo, nos impulsa a que no lo volvamos a hacer. En una organización, el fallo no implica que la empresa deba morir, sino evolucionar, debe “sufrir” el error para no volverlo a cometer, y lo más importante, aprender de él. Los fallos, lejos de ser malos, son buenos, pues aprendemos mil veces mejor de un error que de un acierto. Además, el hecho de cometer un error no implica que el negocio se vaya al garete. A pesar de que pueda ser un golpe, no tiene por qué ser necesario que se vaya todo a hacer gárgaras. El verdadero error es poner todo el dinero disponible desde el principio, y ese es irrecuperable

Además, con la metodología Lean StartUp, todo aquello que sea un fallo es bueno para la empresa. En esta metodología, se estudia antes el mercado de un producto antes de lanzarlo, para saber si tendrá una buena acogida o no. Por tanto, fallar en esta fase, y darte cuenta que así no lo puedes hacer no es malo, puesto que te ayuda a incorporar las experiencias a tu idea. Todo aquello que ayude a incorporar valor y a comprender todo lo que rodea a nuestro producto es bueno para nosotros. Con esta metodología, lanzamos el producto al mercado “sobre seguro” (entrecomillado porque como todo en esta vida no hay nada seguro).

Hay también que entender que cualquier momento es bueno para vencer esos miedos y centrarte realmente en lo que a tí te gusta. No hay beneficio sin riesgo y no hay ingreso sin esfuerzo. A pesar de eso, cada uno tiene que decidir personalmente hasta qué punto tiene que arriesgarse, ya que cada uno tiene sus propias circunstancias personales.

Para finalizar, me gustaría agregar que a pesar de que crear una empresa pueda ser complicado y tener sus propias dificultades, aparte de requerir mucho trabajo duro, una vez que trabajas en lo que te gusta y en lo que realmente te puedes considerar feliz, no hay nada que te pare. El poder de la mente hace mucho para favorecer a los apasionados. Este post no pretende ser una comedura de coco para las personas que estén dudando sobre si emprender o no, sólo se pretende lanzar una reflexión sobre cuáles son los principales miedos que existen en la sociedad a la hora de emprender y cuáles de ellos son reales o no.

Puedes ser tú mismo el capitán de tu barco Oh Capitán, Mi Capitán

The following two tabs change content below.
Lorenzo López Muñoz

Lorenzo López Muñoz

Estudiante en prácticas at Inercia Digital
Estudiante de Administración de Empresas. Interesado en todo lo que rodea al Márketing Digital y a las nuevas tecnologías. Persona
Lorenzo López Muñoz

Latest posts by Lorenzo López Muñoz (see all)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *