My Little Pony: Cómo un producto encuentra otro mercado gracias a Internet

Seguro que, la hayáis visto o no, la serie My Little Pony os suena. Mágicos ponys de colorines hacen la delicia de los pequeños de la casa con sus divertidas aventuras. Se haya o no se haya visto, es cierto que es una de esas series que, por fuerza de haberlas oído siempre suenan. Preguntémonos pues, cuál es el target de esta serie. Al que conozca, por poco que sea, la serie, pensará que posiblemente sean las niñas de corta edad. Al principio, así lo creía Hasbro, dueña de la marca My Little Pony, pero una vez lanzó su nueva serie al respecto, pronto cambió de parecer.

Y es que al poco de salir la serie, allá por 2010, comenzaron a seguirla un tipo de usuario que ni siquiera se habían planteado como target. Su target inicial eran jóvenes de entre 3 y 11 años, que también mantuvieran entretenidos a sus padres. No obstante, personas de entre 15 y 30 años, predominantemente hombres, comenzaron a seguir la serie sólo porque les gustaba. Poco a poco, el movimiento se fue viralizando, de tal manera que al acabar la primera temporada ya superaban en número al de niñas de corta edad. Esta sorpresa pilló de improvisto al equipo de My Little Pony que habían diseñado un producto para las pequeñas de las casas, e incluso para que sus padres las vieran con ellas, ¡¡¡pero que estaba consumiendo un tipo diferente de público!!!

My Little Pony: Pinkie Pie, Rarity, Twilight Sparkle, Fluttershy, Rainbow Dash, ApplejackLos “bronies” (seguidores de esta serie) resultaron ser un segmento de mercado mucho más atractivo que al que estaban vendiendo. Habían creado su propia comunidad web, sus propios foros, e incluso se seguía viralizando,  convirtiéndose en un problema en ciertos foros, debido a la cantidad de mensajes que llegaban al respecto, como 4chan, uno de los portales de imágenes y humor más grandes de la web, en el que baneaban a todo aquel que subiera imagenes de ponys. Y es que en aquel momento, el equipo de My Little Pony no sabría las dimensiones que tomaría ese asunto.

El equipo de My Little Pony, viendo todo lo que había generado, decidió oír a sus fans. Ciertas peticiones, como que Derpy, un personaje de fondo, adquiriera importancia, y que personajes que creaban los fans en páginas como DeviantArt aparecieran en la serie. Cada guiño a su comunidad era laureado por los “bronies” que, viendo cómo la compañía oía a sus peticiones, viralizaba aún más la serie. Actualmente, se estiman en más de 2 millones de “bronies” los que siguen la serie. Pero la cosa no acaba ahí, ya que los propios fans han creado un evento para bronies, la BronyCon, y el fenómeno no para de crecer.

Por tanto, podemos deducir que no sólo es la suerte lo que te hace estar ahí, en tanto que definimos el golpe de efecto de My Little Pony como que no estaba previsto, ni diseñado para eso, sino que además, saber cuidar a la comunidad que ha surgido en base a eso, saber adaptarse a ellos y cambiar el timón para navegar a favor de la corriente.

The following two tabs change content below.
Lorenzo López Muñoz

Lorenzo López Muñoz

Estudiante en prácticas at Inercia Digital
Estudiante de Administración de Empresas. Interesado en todo lo que rodea al Márketing Digital y a las nuevas tecnologías. Persona
Lorenzo López Muñoz

Latest posts by Lorenzo López Muñoz (see all)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *